Si quieres acompañarme.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Se me ha roto la máquina

Y pensar que estaba terminando la oveja, y luego seguian las muñequitas para enviarle a Leticia, y el SAL de corazones para el cumple de mi beba en enero y etc, etc y puhhh se rompio. Ahora estoy media perdida. Algunas cosas se pueden terminara a mano, como un corazón y un caracol Tilda, pero algunas cosas están aún un poco verdes.
Asi que saque del ropero la máquina que herede de mi suegra, una Toyota que trajo de Finlacia ( o sea el manual esta en finlandes) hace 34 años, un maquinon, pero que nunca uso. Y cuando decidio regalarmela porque yo no tenia, nunca la entendi. Asi que ahora esta al sol para que se afloje la grasa, por lo menos eso es lo que me dijeron que habia que hacer cuando una máquina no se usa por mucho tiempo.
La otra que me queda es correr los cactus, sacar la vieja Singer a pedal, que vino cuando compre el mueble. Yo la mande a poner a punto, pero nunca coordine los pies y las puntadas me salen una larga y una corta. Al que le sale bien es a mi papá, que con sus 77 años, aún guarda el ritmo de cuando cosia en la máquina de mi abuela.
Por suerte, tengo proyectos de todo tipo, asi que por ahora voy a bordar, tejer o pintar.

1 comentario:

  1. te habia escrito un testamento... y se me borro...

    que siento mucho lo de tu maquina, y que creo que me ha llegado tu paquete porque me han llegado 2 avisos...

    un besin

    ResponderEliminar

Gracias, por dejarme tu comentario. Saber que me visitas, me hace muy feliz.