Si quieres acompañarme.

martes, 12 de abril de 2011

Mi vida en red work


Este diseño corresponde al SAL Sunbonnet, que organiza Carla de Petit Atelier
y parece una foto de mis días, o al menos como los sueño yo. Ya que en realidad no son tan tranquilos porque ahora corro detrás de dos bebes. Desde hace unos días, ha llegado un nuevo integrante a la familia,  un cachorrito, que  llamamos Napoleón. Si bien yo no quería un nuevo perrito hasta que Delfina comenzara el jardín, el veterinario se quedo tan mal después de lo ocurrido con Rolphi, y con el acuerdo de mi esposo y la complicidad de mis hijas, me trajeron un muevo cachorrito. Fue toda una sorpresa para mi.  Aquí lo pueden ver, jugando con mi hija, o sufriendo con mi hija. Si bien hoy la relación es algo más tormentosa, espero que con el tiempo y a medida que crezcan los dos, se parezca más al bordado.


Napoleón no podrá reemplazar a Rolphi,
 pero seguro vendrán nuevas vivencias que lo harán especial.

Aquí el día que llegó, junto a un gato de peluche para que no extrañe.

7 comentarios:

  1. ¡Qué bonito! Así era mi peluche recién cuando llegó a la casa. =)

    ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo tan bien♥Pero es hermoso el regalon y tu hija ♥DISFRUTALOS!!!!

    ResponderEliminar
  3. Está precioso!!! y yo lo veo muy feliz con tu hija, jajaja. Un cachorro es divino, quién no se enamora? Lo que dices es cierto, no podrá reemplazar a Rolphi pero también será especial, además que va a crecer "al tiempo" con la nena.
    FELICITACIONES!!!

    ResponderEliminar
  4. Bello Red Work!!!
    Napoleón ni se diga si que esta muy a gusto en los brazos de la peque Delfina...
    Te deseo mucha suerte con los dos!!!

    Sonríe Dios te Ama...
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Karina !
    Acabo de conocer tu blog y es precioso. Vaya pareja tan espectacular la que forman Delfina y Napoleón, lo compadezco por un lado {sé lo que es tener perros y bebés en casa!} pero por otro lado sé que acabarán adorándose mutuamente, sin duda. Seguro que verlos jugar juntos te alegra el día... Qué bonito bordado el de la sunbonnet. Ahora me iré a visitar el blog de Carla porque coincide que hace poquito publiqué DOS entradas sobre esta maravilla de niña con gorrito en uno de mis blogs. Si te apetece verlas, te dejo el link de la 2ª (que te llevará a la 1ª entrada que hice). Aquí tienes: http://encasadetiagretel.blogspot.com/2011/04/bertha-l-corbett-y-las-sunbonnet-babies.html.
    Espero que te guste, ahora me voy a pasear un poquito más por tu casa.
    Un beso y encantada de conocerte :O)

    ResponderEliminar
  6. OHHHHH QUE PRECIOSIDAD DE FOTOS!!!me encanta tu niña, y el peluchito blanquito es una preciosidad, son muy buenos amigos, los pequñitos, preciosas imágenes, y te imagino a ti, corriendo detrás de los dos jejeje, un besin!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Karina, qué ternura esas imágenes. La cara de tu hija lo dice todo: está colmada de felicidad. Los perros son tan importantes en la vida de las personas que sólo aquellos que no los han tenido no tienen idea del amor que te pueden dar. Me alegro que como padres le den la posibilidad a sus hijos de recibir el amor de un perro: seguramente serán una parte muy importante de sus recuerdos de la vida. Te mando un beso grande.

    ResponderEliminar

Gracias, por dejarme tu comentario. Saber que me visitas, me hace muy feliz.